Las Casas de El Onyar
Girona ofrece espectaculares imágenes de callejuelas empinadas, de espacios con soportales y, sobre todo, de las fachadas de las casas del Onyar, el río que atraviesa la ciudad, pintadas de colores vivos, que constituyen la imagen más emblemática de Girona.

La Rambla de Girona
Espacio urbanizado el siglo XIII para la celebración del mercado, es un magnífico espacio alargado raíz del río Onyar que tiene como elemento característico las vueltas, porches bajos de arcadas desiguales, y que ha sido desde antiguo el principal centro comercial y de recreo de Girona donde se concentran edificios de interés, como la fachada modernista de la casa Norat (1912).

La Catedral de Girona
En el lugar más genuino de la Fuerza Vieja se encuentra la Catedral. Levantada entre los siglos XI y XVIII, se configura a partir de un conjunto de muros y espacios de estilos diferentes, desde el románico (claustro y torre de Carlomagno) hasta el barroco de la fachada y la escalinata. Lo más singular es la gran nave gótica (s. XV-XVI) que con 23 m de anchura es el espacio gótico abovedado más ancho del mundo.

Los Baños Árabes
Singular construcción románica (s. XII), inspirada en los baños romanos, que tiene los elementos más admirables en el piso de la entrada destinada a vestidor y sala de descanso, cubierta con bóveda anular, y en la cúpula sobre finas columnas y capiteles bellamente ornamentados que cubre la piscina central.

San Félix
La primera catedral de Girona hasta el s. X, es uno de los edificios góticos más representativos, sobre todo el esbelto campanario (s. XIV-XVI). De aspecto encumbrado, cabecera románica se completó con las naves góticas y la fachada barroca (s. XIII-XVIII). Su interior conserva obras de arte notables, como los ocho sarcófagos paganos y paleocristianos (s. IV) y el Cristo Yacente (s. XIV) del maestro Aloi.

El Call
Dentro de la Fuerza Vieja, uno de los espacios más emblemáticos es el Call judío, formado por un laberinto de callejuelas y patios que mantienen el aura de los tiempos medievales. Es uno de los barrios judíos mejor conservados de todo el mundo y una muestra evidente de la importancia que tuvo la cultura judía en Girona.

La força Vella
Los romanos levantaron en el siglo I aC una poderosa fortaleza que recorría un perímetro casi triangular, una especie de acrópolis, la Fuerza Vieja, muy bien protegida por muros construidos con grandes sillares de piedra. Es el primer recinto de la ciudad, invariable hasta el siglo X dC y perceptible aún hoy en algunos paramentos de las murallas.

Sant Pere de Galligans y Sant Nicolau
La monumentalidad del templo, de planta basilical, y el interés iconográfico de los capiteles de la nave central y del claustro de este monasterio benedictino (s. XII), hoy destinado a museo, forman con la próxima capilla de San Nicolás, utilizada como sala de exposiciones, un conjunto románico de los más notables de Cataluña.

Plaza Independéncia
Proyectada por Martí Sureda en el solar del antiguo convento de San Agustín, es la plaza por excelencia de Girona, una plaza porticada de gusto neoclásico, muy concurrida por la presencia de numerosos restaurantes. En medio se alza el monumento a los defensores de la ciudad Girona durante los sitios de 1808-1809, del escultor Parera.

Museo de Historia de los Judíos
Cuenta la historia de las comunidades judías medievales de Cataluña, con una atención especial a la de Girona. Destaca la colección única de lápidas hebreas medievales procedentes del cementerio judío de Montjuïc.

Museo del Cine
Ocupa la antigua Casa de las Aguas, en un lugar céntrico del Mercadal, y se exhibe la valiosa colección Tomás Mallol de precine, desde las primeras imágenes en movimiento del teatro de sombras hasta el cine actual.

Museo de Historia de Girona
Ocupa un antiguo convento de frailes capuchinos (s. XVIII), del que se conservan el desecador, el claustro y la cisterna, y da a conocer el proceso de formación de Girona, desde la fundación por los romanos (s. I aC ) hasta la recuperación de la democracia, a partir de 1975. Se completa con varios ámbitos temáticos, como la Sala de la Sardana.

Casa Masó
Casa natal de Rafael Masó (1880-1935), una de las obras más importantes de su arquitectura y la única que está abierta al público de las famosas casas del río de Girona.

Museo de Arqueología
Fundado en 1846, es uno de los más antiguos de Cataluña. Reúne los materiales arqueológicos hallados en las excavaciones de la región de Girona, desde la prehistoria hasta la edad media, en particular, de Ampurias y de la misma Girona.

Museo de Arte
Instalado en el antiguo palacio episcopal, este notable edificio, modificado y ampliado entre los siglos X y XVIII, contiene una valiosa colección de arte de la región de Girona. Las colecciones de románico y gótico sitúan el museo en el tercer lugar en importancia de Cataluña.

Museo-Tesoro de la Catedral
Conserva notables obras de arte religioso, como el códice del Beatus (s. X), el célebre Tapiz de la Creación (s. XII), un conjunto valioso de escultura, pintura y platería góticas y el retablo renacentista de Santa Helena (s .XVI).